Logo

Gobierno de Extremadura

Política Territorial y Administración Local

Información General en materia de espectáculos taurinos

- 1.1. Normativa Estatal.
- 1.2. Normativa Autonómica.
- 1.3. Resumen de las competencias en materia de espectáculos taurinos.
- 1.4. Los distintos tipos de espectáculos taurinos.
- 1.5. Intervención administrativa previa a la celebración de cada espectáculo taurino: autorizaciones y comunicaciones.
- 1.6. El callejón en las plazas de toros.
- 1.7. Concepto de Escuela Taurina, requisitos de organización y funcionamiento.

Normativa Estatal.

*.-LEY 10/1991, de 4 de abril sobre potestades administrativas en materia de espectáculos públicos.  

*.- LEY 18/2013, de 12 de noviembre, para la regulación de la Tauromaquia como patrimonio cultural.  

*.- REAL DECRETO 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos.  

*.- REAL DECRETO 60/2001, de 26 de enero, por el que se aprueba el Reglamento por el que se establecen los criterios básicos de determinación del Prototipo Racial del Bovino de Lidia.

*.- REAL DECRETO 2129/2008, de 26 de diciembre, por el que se establece el Programa nacional de conservación, mejora y fomento de las razas ganaderas.

*.- ORDEN de 25 de enero de 1993, por la que se regula el funcionamiento del Registro General de Profesionales Taurinos, del Registro General de Empresas Ganaderas y del Registro de Escuelas Taurinas

*.- ORDEN de 8 de octubre de 1998, por la que se aprueba el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos.

*.- ORDEN de 4 de junio de 2013, por la que se modifica el Reglamento de Organización y Funcionamiento de la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos.

INICIO

Normativa Autonómica.

*.- LEY 5/2002, de 23 de mayo, de protección de los animales de la Comunidad Autónoma de Extremadura. 

*.- DECRETO 151/2001, de 9 de octubre, por el que se crea el Consejo de Asuntos Taurinos de Extremadura   

*.- DECRETO 97/2012, de 1 de junio, por el que se modifica el Decreto 151/2001, de 9 de octubre, por el que se crea el Consejo de Asuntos Taurinos de Extremadura.

*.- DECRETO 61/2006, de 4 de abril, por el que se establecen normas para la ordenación de las Escuelas Taurinas en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

*.- DECRETO 105/2014, de 17 de junio, por el que se modifica el Decreto 61/2006, de 4 de abril, que establece normas para la ordenación de las Escuelas Taurinas en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

*.- DECRETO 187/2010, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de Festejos Taurinos Populares de Extremadura.   

*.- CORRECCIÓN de errores del Decreto187/2010, de 24 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento de festejos taurinos populares.    

 *.- ORDEN de 25 de junio de 2003, por la que se regula la permanencia de personas en los callejones de las plazas de toros.

*.- ORDEN de 2 de abril de 2013 por la que se regula el Registro de Festejos Taurinos Tradicionales de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

INICIO

 

Resumen de las competencias en materia de espectáculos taurinos.

COMPETENCIAS RELATIVAS A ESPECTÁCULOS TAURINOS.

De conformidad con el Real Decreto 57/1995, de 24 de enero, y el Decreto 14/1996, de 13 de febrero, regulador de las competencias transferidas en la materia, modificado por decretos 124/1997, de 21 de octubre, y 173/1999, de 2 de noviembre.
Corresponde a la Secretaria General de Política Territorial y Administración Local:

* AUTORIZAR escuelas taurinas.

* AUTORIZAR la celebración de corridas de toros, novilladas con picadores, novilladas sin picadores y rejoneo, y ejercer otras funciones relacionadas con dichos espectáculos.
Por resolución de 9 de marzo de 1998, se delegó el ejercicio de esta competencia en los Directores Territoriales.

* AUTORIZAR la celebración de becerradas, festivales, toreo cómico y espectáculos o festejos populares, así como otras funciones relacionadas con los mismos.

INICIO

 

Los distintos tipos de espectáculos taurinos.

En el Artículo 2 (Clases de espectáculos taurinos) de la Ley 10/1991, de 4 de abril sobre Potestades Administrativas en materia de Espectáculos Taurinos se hace una primera clasificación general de los espectáculos taurinos en:

- corridas de toros o de novillos, celebradas en plazas de toros permanentes o habilitadas temporalmente para ellos,

- y en festejos taurinos realizados en tales plazas o en lugares de tránsito público.

Esta clasificación es desarrollada por el artículo 25 del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos, (Título IV. Disposiciones comunes a todos los Espectáculos Taurinos. Capítulo I. De las clases de Espectáculos Taurinos), de la siguiente manera:

A los efectos de este Reglamento, los espectáculos y festejos taurinos se clasifican en:

a. Corridas de toros; en las que por profesionales inscritos en la Sección I del Registro General de Profesionales Taurinos se lidian toros de edad entre cuatro y seis años en la forma y con los requisitos exigidos en este Reglamento.

b. Novilladas con picadores; en las que por profesionales inscritos en la Sección II del Registro General de Profesionales Taurinos se lidian novillos de edad entre tres y cuatro años en la misma forma exigida para las corridas de toros.

c. Novilladas sin picadores; en las que por profesionales inscritos en la Sección III del Registro General de Profesionales Taurinos se lidian reses de edad entre dos y tres años sin la suerte de varas.

d. Rejoneo; en el que por profesionales inscritos en la Sección IV del Registro General de Profesionales Taurinos la lidia de toros o novillos se efectúa a caballo en la forma prevista en este reglamento.

e. Becerradas; en las que por profesionales del toreo o simples aficionados se lidian machos de edad inferior a dos años bajo la responsabilidad en todo caso de un profesional inscrito en las Secciones I o II del Registro General de Profesionales Taurinos o en la condición de banderillero de la categoría primera de la Sección V, que actuará como director de lidia.

f. Festivales; en los que se lidian reses despuntadas, utilizando los intervinientes traje campero. El desarrollo de los festivales se ajustará en lo demás a las normas que rijan la lidia de reses de idéntica edad en otros espectáculos.

g. Toreo cómico; en el que se lidian reses de modo bufo o cómico en los términos previstos en este Reglamento.

h. Espectáculos o festejos populares; en los que se juegan o corren reses según los usos tradicionales de la localidad.

INICIO

 

Intervención administrativa previa a la celebración de cada espectáculo taurino: autorizaciones y comunicaciones.

El artículo 6 (Intervención administrativa previa a la lidia) de la Ley 10/1991, de 4 de abril sobre Potestades Administrativas en materia de Espectáculos Taurinos, establece que "reglamentariamente, se determinarán las condiciones en que ha de efectuarse el traslado de las reses desde las dehesas en que se hayan criado hasta los lugares donde han de ser lidiadas, con el fin de garantizar la seguridad e impedir la realización de cualquier operación fraudulenta.

Una vez hayan llegado a la plaza donde hayan de ser lidiadas las reses, éstas serán reconocidas por los veterinarios, en presencia del titular de la Presidencia de la corrida, de representantes del ganadero y del empresario de la plaza, así como de los lidiadores, si lo desean. Los mencionados reconocimientos versarán sobre la sanidad, edad, peso, estado de las defensas y utilidad para la lidia de las reses, así como sobre el trapío de las mismas, debiendo ser rechazadas por la Presidencia aquellas que no se ajusten a las condiciones reglamentariamente establecidas. Así mismo se establecerá el procedimiento de sorteo y apartado de las reses declaradas aptas para la lidia.

También serán objeto de reconocimiento los caballos que vayan a intervenir en la suerte de varas, así como las condiciones técnicas de los petos, puyas y banderillas, rechazándose por las Presidencia los que no reúnan los requisitos reglamentariamente establecidos".

El Reglamento de Espectáculos Taurinos fue modificado y se le dio nueva redacción mediante Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero y en los artículos 25 a 32 de su Capítulo I ("de las clases de espectáculos taurinos y de los requisitos para su organización y celebración") del Título IV ("disposiciones comunes a todos los espectáculos taurinos"), se contienen las normas relativas a las autorizaciones y comunicaciones previas a la celebración de cada espectáculo taurino.    

¿Mera comunicación o autorización?    

La celebración de espectáculos taurinos requerirá la previa comunicación al órgano administrativo competente o, en su caso, la previa autorización del mismo en los términos previstos en este Reglamento. Artículo 26. 1.    

¿Cuándo basta con la mera comunicación por escrito?    

Para la celebración de espectáculos taurinos en plazas permanentes bastará en todo caso con la mera comunicación por escrito. Artículo 26. 2.    

¿Cuando se exige autorización previa?    

En todos los demás casos será exigible la autorización previa. Artículo 26. 3.

¿Para cuantos espectáculos sirven la comunicación o la autorización?    
La comunicación o autorización podrán referirse a un espectáculo aislado o a una serie de ellos que pretendan anunciarse simultáneamente para su celebración en fechas determinadas. Artículo 26. 4.    

¿Cuáles son los órganos competentes en esta materia?

El órgano administrativo competente para conocer y, en su caso, autorizar la celebración del espectáculo es el Gobernador civil de la provincia.(léase Delegado o Subdelegado del Gobierno). Artículo 27.1

Asimismo, se pondrá en conocimiento del Alcalde la celebración del espectáculo. Artículo 27.2.

En las Comunidades Autónomas que ostenten competencias en materia de espectáculos públicos, el órgano competente será el que determinen sus normas específicas.

En estos casos deberá comunicarse también la celebración del espectáculo al Gobernador civil de la provincia (léase Delegado o Subdelegado del Gobierno) a efectos del eventual ejercicio por dicha autoridad de las competencias que le atribuye el artículo 2.2, párrafo segundo, de la Ley 10/1991, de 4 de abril. Artículo 27.3

Para los espectáculos que hayan de celebrarse en plazas no permanentes o en lugares de tránsito público será necesaria también la correspondiente autorización municipal. Artículo 27.4    

¿Quién debe presentar la solicitudes? ¿Con que antelación?

Las solicitudes de autorización y las comunicaciones a que hacen referencia los artículos anteriores se presentarán por los organizadores con una antelación mínima de cinco días. Artículo 28.1.    

¿Cuál debe ser el contenido de la solicitud de autorización o de la comunicación? 

En ellas se harán constar los siguientes extremos: datos personales del solicitante, empresa organizadora, clase de espectáculo, lugar, día y hora de celebración y cartel anunciador del festejo, en el que se indicará el número, clase y procedencia de las reses a lidiar, nombre de los lidiadores, número y clases de los billetes, precios de los mismos y lugar, día y horas de venta al público, así como las condiciones del abono si lo hubiere. Artículo 28.1.    

¿Qué documentos se deben adjuntar a la solicitud? Artículo 28.2.  

 Junto con la solicitud o comunicación se acompañarán por el interesado los siguientes documentos:

a. Certificación de arquitecto, arquitecto técnico o aparejador, en la que se haga constar taxativamente que la plaza, cualquiera que sea su categoría, reúne las condiciones de seguridad precisas para la celebración del espectáculo de que se trate.
b. Certificación del jefe del equipo médico quirúrgico de la plaza de que la enfermería reúne las condiciones mínimas necesarias para el fin a que está dedicada y se encuentra dotada de los elementos materiales y personales reglamentariamente establecidos.
c. Certificación veterinaria de que los corrales, chiqueros, cuadras y desolladeros reúnen las condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas, así como de la existencia del material necesario para el reconocimiento post mortem exigido por la normativa vigente.
Las certificaciones a que se hace referencia en los párrafos a), b) y c) anteriores se presentarán únicamente al comunicar el primer festejo que se celebre en el año natural en la misma plaza permanente, siempre y cuando no varíen, cualesquiera que sean las causas, las condiciones de las mismas, o cambie la empresa organizadora del espectáculo, sin perjuicio de la inspección que la Administración pueda realizar en el transcurso de la temporada.
d. Certificación del Ayuntamiento de la localidad, en la que conste la autorización de la celebración del espectáculo en los casos en que ésta sea preceptiva, o de que la plaza está amparada por la correspondiente licencia municipal.
e. Copia de los contratos con los matadores actuantes o empresas que los representen y certificación de la Seguridad Social en la que conste la inscripción de la empresa y el alta de los actuantes, así como de encontrarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social.
f. Certificaciones del Libro Genealógico de la Raza Bovina de Lidia relativas a las reses a lidiar, y fotocopias compulsadas de las certificaciones de los sobreros.
g. Copia del contrato de compraventa de las reses.
h. Copia de la contrata de caballos.
i. Certificación de la constitución del seguro a que se refiere el artículo 91.1.e) de este Reglamento.

¿Cuándo debe incluirse en el cartel al sobresaliente?

En las corridas de toros y novilladas en las que se anuncien uno o dos espadas se incluirá también un sobresaliente de espada, que será un profesional inscrito en la Sección del Registro de Profesionales Taurinos que corresponda con la categoría del espectáculo. Artículo 28.3
¿Cuándo debe incluirse en el cartel al sobresaliente?    
En las corridas de toros y novilladas en las que se anuncien uno o dos espadas se incluirá también un sobresaliente de espada, que será un profesional inscrito en la Sección del Registro de Profesionales Taurinos que corresponda con la categoría del espectáculo. Artículo 28.3    

PROCEDIMIENTO DE AUTORIZACIÓN    
- Subsanación de defectos:

El órgano competente advertirá al interesado en el plazo de veinticuatro horas acerca de los eventuales defectos de documentación para la posible subsanación de los mismos y dictará la resolución correspondiente, otorgando o denegando la autorización solicitada, en las cuarenta y ocho horas siguientes a la fecha en que la documentación exigida haya quedado completada. Artículo 29. 1.

- Resolución denegatoria:

La autorización sólo podrá denegarse cuando la plaza o el espectáculo no reúnan los requisitos exigidos en este Reglamento o existan temores fundados de que puedan producirse alteraciones de la seguridad ciudadana. Artículo 29. 2.

- Recursos contra la denegación de autorización.

La resolución denegatoria será motivada e indicará los recursos procedentes contra la misma, que, si se presentaren antes de la fecha prevista para la celebración del espectáculo, habrán de ser resueltos igualmente antes de dicha fecha. Artículo 29. 2.

- Autorización por silencio administrativo

Si la autoridad competente para autorizar el espectáculo no notificara resolución expresa al interesado en el plazo previsto en el apartado 1 de este artículo, la autorización se entenderá otorgada por silencio administrativo. Artículo 29. 3.    

COMUNICACIONES: PROHIBICIÓN DE ESPECTACULOS 

   
En las cuarenta y ocho horas siguientes a la presentación de la comunicación a que hacen referencia los artículos anteriores, el órgano administrativo competente podrá, mediante resolución motivada, prohibir la celebración del espectáculo cuando la plaza o el espectáculo no reúnan los requisitos exigidos en este Reglamento o existan temores fundados de que puedan producirse alteraciones de la seguridad ciudadana. En tales casos, la resolución denegatoria será motivada e indicará los recursos procedentes contra la misma, que, si se presentaren antes de la fecha prevista para la celebración del espectáculo, habrán de ser resueltos igualmente antes de dicha fecha. Artículo 30.    

¿En que casos se puede suspender o prohibir la celebración de los espectáculos?    
El órgano administrativo competente podrá suspender o prohibir la celebración de todo tipo de espectáculos por no reunir la plaza los requisitos exigidos. En todo caso, el Gobernador civil (léase Delegado o Subdelegado del Gobierno) podrá suspenderlos o prohibir su celebración por entender que existen razones fundadas de que puedan producirse alteraciones de la seguridad ciudadana.

La resolución será motivada y se comunicará a la empresa organizadora, a la Comunidad Autónoma, en su caso, y al Ayuntamiento de la localidad e indicará los recursos procedentes contra la misma, que, si se presentaren antes de la fecha prevista para la celebración del espectáculo, habrán de ser resueltos igualmente antes de dicha fecha. Artículo 31.    
¿Cuando y en que casos deben comunicarse la modificaciones del cartel?    
Cualquier modificación de cartel del espectáculo previamente autorizado o comunicado deberá ponerse en conocimiento de los órganos administrativos competentes, antes de su anuncio al público, según lo dispuesto en los artículos anteriores, que, a su vista, podrán proceder en los mismos términos previstos en dichos artículos. Artículo 32. 1.

Se exceptúa de lo dispuesto en el apartado anterior las sustituciones que se produzcan de los componentes de las cuadrillas. Artículo 32. 2.

INICIO

 

El callejón en las plazas de toros.

NORMAS MÍNIMAS CONSTRUCTIVAS    
* Callejones de plazas de toros permanentes.

Las normas técnicas constructivas de las plazas de toros permanentes se contienen en el artículo 18 del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos y según las mismas:

1. El ruedo de las plazas permanente tendrá un diámetro no superior a 60 metros, ni inferior a 45 metros.
2. Las barreras, con una altura de 1,60 metros, se ajustarán en sus materiales, estructura y disposición a los usos tradicionales, contarán con un mínimo de tres puertas de hoja doble y con cuatro burladeros equidistantes entre sí.
3. Entre la barrera y el muro de sustentación de los tendidos existirá un callejón de anchura suficiente para los servicios propios del espectáculo.
4. El muro de sustentación de los tendidos tendrá una altura no inferior a 2,20 metros.
5. En las plazas de carácter histórico, en las que no sea técnicamente posible la adaptación a las disposiciones precedentes, se instalará, al menos, un burladero para cada una de las cuadrillas actuantes.

* Callejones de plazas portátiles.

Por lo que se refiere a las plazas portátiles, definidas en el artículo 21 del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos como aquellas construidas con elementos desmontables y trasladables de estructura metálica o de madera con la solidez debida para la celebración de espectáculos taurinos:

* El diámetro mínimo del ruedo será de 40 metros, o de 30 metros en las plazas portátiles destinadas exclusivamente a la lidia de machos de menos de tres años de edad y a la celebración de espectáculos o festejos populares.

* En todos los casos, la barrera tendrá una altura mínima de 1,60 metros,

* La contrabarrera, de 2,20 metros, considerada junto con el cable o cadena,

* La anchura del callejón no será inferior a los 1,35 metros, y en éste se instalarán los burladeros necesarios para la protección de las personas que deban prestar servicios durante la celebración de los espectáculos.

* Asimismo, todas las plazas deberán contar, al menos, con un corral para el reconocimiento de las reses que reúna las dimensiones y medidas de seguridad adecuadas.    

NORMAS DE USO DEL CALLEJÓN

(Artículos 69 y 70 del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos)

* Antes de ordenar el comienzo del espectáculo, el Presidente y el Delegado gubernativo se asegurarán de que han sido tomadas todas las disposiciones reglamentarias, de que el personal auxiliar de la plaza ocupa sus puestos y de que en el callejón se encuentran solamente las personas debidamente autorizadas.

* Los profesionales y personal de servicio: (alguacilillos, areneros, mulilleros y mozos de caballo), permanecerán en el callejón de su correspondiente burladero durante la lidia, cuando no tengan que intervenir en la misma.

* El espada al que no le corresponda el turno de actuación, no podrá abandonar el callejón, ni siquiera temporalmente, sin el consentimiento del Presidente.

La Consejería de Presidencia, competente en materia de espectáculos taurinos, al considerar que las costumbres que suponen la masificación de los callejones son desaconsejables, por su incidencia negativa en las condiciones de seguridad de los participantes en la lidia dictó la Orden de 25 de junio de 2003, por la que se regula la permanencia de personas en los callejones de las plazas de toros, con el objeto de hacer una ordenación de la permanencia de personas en los callejones de las plazas de toros durante la celebración de los espectáculos taurinos que se celebren en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

* Para ello en su artículo 2 se establece una limitación de personas en el callejón, de tal forma que durante la celebración de los espectáculos taurinos sólo podrán permanecer en el mismo las personas autorizadas por los Directores Territoriales de la Junta de Extremadura en Badajoz y Cáceres, en su respectivo ámbito territorial. Actualmente ese autorización corresponde a la Secretaria General de Política Territorial y Administración Local.

* Con independencia de los profesionales relacionados en el vigente Reglamento de Espectáculos Taurinos, que intervienen directamente en su desarrollo, sólo podrá autorizarse la permanencia en el callejón de la plaza de toros al personal auxiliar de la misma y quienes realicen alguna de las funciones o cometidos siguientes: servicios médicos, veterinarios, apoderados, empresarios, torileros, portoneros, carpinteros, areneros, ganaderos, mayorales, alguacilillos, mozos de caballos, mulilleros y puntillero, así como a los medios de comunicación debidamente acreditados, todo ello según el artículo 3.

* En todo caso, con excepción de los profesionales que intervienen directamente en la lidia y sus equipos auxiliares, el personal autorizado para permanecer en el callejón deberá estar ubicado en su correspondiente burladero.

* Los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad que estén de servicio en los espectáculos taurinos se les garantizará la libertad de movimientos necesaria para el ejercicio de sus funciones, sin necesidad de autorizaciones previas.

* En las plazas de toros no permanentes y portátiles la relación anteriormente citada no superará los quince pases, excluidas las cuadrillas.

INICIO

 

Concepto de Escuela Taurina, requisitos de organización y funcionamiento.

1.7. Concepto de Escuela Taurina, requisitos de organización y funcionamiento.
 
El Real Decreto 1034/2001, de 21 de septiembre, modificó parcialmente el Real Decreto 145/1996 y entre los preceptos afectados por la citada reforma figura el artículo 92 dentro del Título VIII referido a las Escuelas Taurinas.

Pese a las mejoras introducidas, la regulación estatal en esta materia resulta insuficiente, por lo que se consideró necesario dictar una norma de desarrollo con la finalidad de dar amparo jurídico, fomentar y proteger la imprescindible función y labor que para la pervivencia y engrandecimiento del arte del toreo supone la implantación y desenvolvimiento de las Escuelas Taurinas, recogiendo de forma más sistemática y ordenada el específico régimen jurídico aplicable a estos centros de aprendizaje taurinos, en los que se dará prevalencia a la enseñanza, que por razones de edad, deban recibir los alumnos obligatoriamente. Razón por la cual se dicta el Decreto 61/2006, de 4 de abril, por el que se establecen normas para la ordenación de las Escuelas Taurinas en la Comunidad Autónoma de Extremadura.    

Concepto.  

 
Se entiende por Escuela Taurina aquella institución que, reuniendo los requisitos y condiciones exigidas en el Decreto 61/2006, de 4 de abril, por el que se establecen normas para la ordenación de las Escuelas Taurinas en la Comunidad Autónoma de Extremadura, tenga por finalidad específica el aprendizaje de los aspirantes a profesionales taurinos, así como el perfeccionamiento técnico y artístico de éstos.

La condición legal y denominación de Escuela Taurina queda reservada exclusivamente a aquellas que estén autorizadas en la forma prevista en dicho Decreto.    

Requisitos de organización.    
1. Titulares.
Podrán ser titulares de Escuelas Taurinas en Extremadura las personas físicas y jurídicas, que acreditando el cumplimiento de los requisitos y condiciones exigidos en este Decreto, obtengan la correspondiente autorización. (Artículo 4).

2. Instalaciones. (Artículo 5).
Las Escuelas Taurinas establecidas en el ámbito de la Comunidad Autónoma de Extremadura deberán tener la disponibilidad, por cualquier título admitido en Derecho, como mínimo, de las siguientes instalaciones:

a) Aula para las clases teóricas, debidamente equipada y dotada con el material didáctico suficiente de acuerdo con el Plan de enseñanza que se imparta.
b) Plaza de toros para impartir clases prácticas con reses de lidia.

3. Personal de las Escuelas Taurinas. (Artículo 6).

Al objeto de garantizar un adecuado aprendizaje artístico y técnico de los futuros profesionales taurinos, cada Escuela Taurina deberá contar, al menos, con un profesor por cada treinta alumnos inscritos. En cualquier caso, al menos, uno de los profesores de la Escuela Taurina deberá ostentar la categoría profesional de matador de toros o de novillero, inscrito en la Sección II del Registro de Profesionales Taurinos, que acredite haber intervenido un mínimo de veinticinco novilladas picadas, aun cuando no se encuentre en activo.

4. Alumnos. (Artículo 7).

- Inscripción

Para poder inscribirse como alumno en una Escuela Taurina, el aspirante deberá reunir las siguientes condiciones mínimas:

a) Certificación acreditativa de que el aspirante se encuentra matriculado en un centro docente, cuando por razones de edad deba cursar estudios de enseñanza obligatoria.

b) En aquellos casos que el alumno no tenga 18 años cumplidos, deberá acreditar el estar debidamente autorizado por su representante legal; padre, madre o tutor.

- Permanencia

Los alumnos que estén cursando estudios de enseñanza obligatoria presentarán trimestralmente, ante la dirección de la Escuela Taurina, certificación acreditativa de su asistencia regular al centro docente donde curse sus estudios.

- Baja

Constituirá motivo de baja obligatoria del alumno en la Escuela Taurina autorizada la inasistencia reiterada de éste al centro docente donde curse sus estudios de enseñanza obligatoria o la no presentación de las certificaciones exigidas en el apartado anterior, a pesar del requerimiento efectuado con esa finalidad.    

Requisitos de funcionamiento.    


(Artículo 8. Obligaciones de las Escuelas Taurinas).    
Los titulares, directores y responsables docentes de las Escuelas Taurinas de Extremadura deberán cumplir las siguientes obligaciones:

A. En relación con los alumnos:
* Llevar en todo momento el seguimiento de la asistencia del alumno inscrito al centro docente en el que curse sus estudios de enseñanza obligatoria.
* Exigir y tener archivadas durante dos años las certificaciones, trimestralmente expedidas por el centro docente, de los alumnos inscritos en la Escuela Taurina y, en su caso, acordar la baja en la misma de aquellos alumnos en los que concurra el motivo previsto en el apartado 3 del artículo precedente.
* Llevar debidamente diligenciado y actualizado un Libro de Alumnos de la Escuela Taurina, en el que deberán registrarse los datos de identificación y domicilio de cada uno de ellos, así como las altas y bajas de alumnos de la escuela.
* Impedir la participación de alumnos menores de catorce años en clases prácticas con reses.
* Evitar a los alumnos inscritos en la Escuela Taurina situaciones de riesgos innecesarios, así como mantener en todo momento, durante la actividad de la escuela, las adecuadas medidas de seguridad para la integridad física de los alumnos.

B. En relación con la Administración:

* Remitir, dentro del último trimestre de cada año, a la Dirección General de Protección Civil, Interior y Espectáculos Públicos la siguiente documentación:

a) Relación de profesores y alumnos en alta pertenecientes a la Escuela Taurina.
b) Memoria de actividades desarrolladas durante el curso anterior.
c) Presupuestos de ingresos y gastos.
d) Programa de actividades y justificación de las disponibilidades económicas para llevarla a cabo.
e) Documento acreditativo de la disponibilidad por cualquier título admitido en Derecho de las instalaciones reglamentarias de la Escuela Taurina.
f) Copia autentificada o compulsada de la póliza de seguro de responsabilidad civil y de accidentes, así como documentación acreditativa del pago de la misma, que cubra los daños de quienes intervengan como alumnos y profesores de la Escuela Taurina en las enseñanzas en general, tanto en sus instalaciones como fuera de ellas siempre y cuando los hechos que los produzcan sean consecuencia de la actividad propia de la Escuela.

* Cualquier otra documentación o información que sobre las actividades y desarrollo de la Escuela se interese por la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

C. Régimen de funcionamiento docente

En el Capítulo IV del Decreto bajo la rúbrica "de las actividades de aprendizaje de las Escuelas Taurinas", se regula el régimen docente de las Escuelas Taurinas, en tres grandes bloques: Planes de Aprendizaje, régimen de las clases prácticas con reses y por lo que respecta a los alumnos se incluye la participación de los mismos en espectáculos taurinos de becerradas.

* Directrices de los Planes de Aprendizaje. (Artículo 14).

Al objeto de propiciar la mayor homogeneidad en los Planes de Aprendizaje de las Escuelas Taurinas de Extremadura, mediante Orden de la Consejería de Presidencia se establecerán, con la periodicidad que se estime conveniente, las directrices que deben tener dichos Planes respecto de los diferentes ciclos formativos de las escuelas y las materias teóricas a impartir a los alumnos.

* Régimen de las clases prácticas con reses (artículos 15 a 16).

Las Escuelas Taurinas podrán organizar para los alumnos de éstas, dentro de sus planes de actividades formativas, la celebración de clases prácticas con reses a fin de garantizar su adecuada preparación como futuros intervinientes en espectáculos taurinos.

Requisitos y condiciones:

a) La celebración de clases prácticas sólo podrá ser organizada por Escuelas Taurinas debidamente autorizadas por la Administración de la Junta de Extremadura.
b) Deberán celebrarse en las instalaciones de la Escuela Taurina o, excepcionalmente y previa autorización específica de la Dirección Territorial de la Junta de Extremadura correspondiente, en otro recinto habilitado para la celebración de dichas clases.
c) Sólo podrán participar en las clases prácticas alumnos inscritos en las Escuelas Taurinas autorizadas, que cuenten con una edad mínima de catorce años cumplidos y estén debidamente autorizados por padre, madre o tutor.
d) Deberá actuar como director de lidia de la clase práctica un profesional con categoría de matador de toros o novillero inscrito en la Sección II del Registro de Profesionales Taurinos que haya intervenido un mínimo de veinticinco novilladas picadas.
e) Las cuadrillas de los intervinientes podrán estar integradas por otros alumnos de escuelas taurinas que no se encuentren inscritos en el Registro de Profesionales Taurinos y, en cualquier caso, por un profesional taurino.
f) Los alumnos intervinientes no podrán percibir remuneración alguna por su participación en las clases prácticas con reses ni abonar cantidad alguna para ello.
g) El desarrollo de las clases prácticas podrá ser presenciado por público, aún cuando estará prohibido cobrar cantidad alguna por la entrada. La plaza o recinto deberá reunir las adecuadas medidas de seguridad.
h) La presidencia de la clase práctica será simulada por cuanto que su actuación se limitará a señalar al alumno el orden de la lidia de acuerdo con la secuencia prevista reglamentariamente para los espectáculos taurinos.
i) Las reses a utilizar en las clases prácticas únicamente podrán ser machos hasta dos años de edad o bien hembras sin limitación de edad.
j) La intervención de los alumnos de Escuelas Taurinas en clases prácticas deberá estar cubierta mediante un seguro de responsabilidad civil y de accidentes.
k) Durante la celebración de clases prácticas con reses deberá existir la dotación de personal y material sanitario adecuado para primeros auxilios y evacuación de heridos a centros hospitalarios de referencia, de acuerdo con lo establecido en la normativa estatal y autonómica específica aplicable.
l) El cumplimiento de los requisitos y condiciones sanitarias de las reses se certificarán por el veterinario designado por la autoridad competente.

Otras normas:

- El Director de lidia en las clases prácticas con reses será el responsable del desarrollo de las lecciones y del adecuado trato de la res por los alumnos intervinientes. (artículo 15.3).

- A fin de garantizar que la enseñanza práctica sea lo más completa posible, podrá practicarse la suerte de varas utilizándose para ello una puya de tienta de reses.

- En los supuestos que se utilicen en las clases prácticas reses machos o hembras deberán ser sacrificadas a estoque a la finalización de cada una de ellas por los alumnos intervinientes, cuidando el director de lidia que se realice la suerte de matar con la mayor celeridad posible.

No obstante lo anterior, cuando se trate de clases prácticas en tentadero con reses hembras para su selección por el ganadero, éstas podrán ser devueltas a la ganadería de origen sin que sea obligatorio sacrificarlas después de su lidia, de acuerdo con lo establecido en la normativa aplicable.

Control administrativo de las clases prácticas con reses. (Artículo 16).

1. A los oportunos efectos del necesario control administrativo sobre el cumplimiento de los requisitos y condiciones que han de reunir las clases prácticas con reses, las escuelas taurinas que las organicen deberán comunicarlo por escrito con, al menos, cinco días hábiles de antelación a la Dirección Territorial de la Junta de Extremadura correspondiente especificando la asistencia o no de público al desarrollo de las mismas, el número de reses a lidiar, edad de éstas, ganadería a la que pertenecen e identificación de los alumnos participantes.

2. Con la comunicación escrita de celebración de la clase práctica, por el titular o Director de la Escuela Taurina se acompañará declaración responsable expresiva del cumplimiento y observancia de todos y cada uno de los requisitos y condiciones mencionados.

Clases magistrales con reses. (Artículo 17).

1. Como complemento de la actividad de aprendizaje de las Escuelas Taurinas, éstas podrán organizar, mediante comunicación escrita a la Dirección Territorial de la Junta Extremadura en la provincia y con una antelación mínima de cinco días hábiles, clases magistrales taurinas en la que únicamente podrán intervenir matadores de toros, aun cuando no se encuentren en activo, novilleros con picadores o los propios profesores de las escuelas.

2. A las clases magistrales con reses les será de aplicación el régimen y control administrativo establecido en el presente Decreto para las clases prácticas con reses.

* Participación de alumnos en becerradas. (Artículo 18).

1. Los alumnos de escuelas taurinas autorizadas podrán participar en espectáculos taurinos de becerradas organizados bien por una Escuela Taurina, bien por organizadores privados de espectáculos taurinos, siempre y cuando cuenten, cuando sean menores de edad, con la preceptiva autorización paterna, materna o, en su caso, de su tutor, y tengan al menos dieciséis años cumplidos, además de obtener las restantes autorizaciones administrativas que les sean exigibles.

2. En tales casos, la organización y celebración de estos espectáculos taurinos estarán sujetas a los requisitos y condiciones reglamentarias establecidas en la normativa reguladora de este tipo de espectáculos.

Artículo 92 del TÍTULO VIII "de las Escuelas Taurinas" del Real Decreto 145/1996, de 2 de febrero, por el que se modifica y da nueva redacción al Reglamento de Espectáculos Taurinos.    


1. Para fomento de la fiesta de toros, en atención a la tradición y vigencia cultural de la misma, podrán crearse escuelas taurinas para la formación de nuevos profesionales taurinos y el apoyo y promoción de su actividad.
2. No podrán establecerse nuevos locales o recintos destinados a escuela taurina sin la autorización previa del órgano administrativo competente.
3. La solicitud de autorización se formulará acompañando la siguiente documentación:
a. Memoria justificativa, con expresión de las personas encargadas de la escuela taurina y elementos materiales y presupuestarios para su actividad, indicando, en su caso, la cantidad a percibir por la enseñanza y plan de enseñanza.
b. Plan de compatibilidad de las enseñanzas específicas taurinas con la escolarización obligatoria de los alumnos.

4. El órgano administrativo competente, antes de dictar la resolución procedente, podrá solicitar cuantos informes sean oportunos, así como el parecer de la Comisión Consultiva Nacional de Asuntos Taurinos, y ordenará la inspección por los técnicos y facultativos competentes sobre la idoneidad de las instalaciones. La autorización tendrá una validez de cinco años, renovable, e implicará su inscripción en el Registro que se establezca al efecto en el Ministerio del Interior.

5. Durante las lecciones prácticas con reses de lidia habrá de actuar como director de lidia un profesional matador de toros, o novillero inscrito en la Sección II del Registro de Profesionales Taurinos, que acredite haber intervenido en al menos veinticinco novilladas con caballo, y, mientras se impartan éstas, los servicios de enfermería estarán atendidos con arreglo a las prescripciones sanitarias que al efecto se establezcan. Los alumnos que participen en tales prácticas deberán haber cumplido los catorce años de edad.

Las clases prácticas podrán consistir en la reproducción de las faenas de selección o campo de las reses de lidia, realizadas en las debidas condiciones en plazas portátiles o fijas distintas de las plazas de tientas de las fincas ganaderas.

6. Las reses a lidiar durante las clases prácticas podrán ser machos o hembras, sin limitación de edad respecto a éstas y un máximo de dos años en cuanto a los machos.

Si las reses son hembras, la clase práctica consistirá en una faena de tienta similar a la que los ganaderos realizan en el campo, por lo que la decisión de su muerte en el ruedo dependerá de la decisión del ganadero. Si se trata de un tentadero de machos, éstos no podrán ser toreados por los alumnos, salvo que el ganadero renuncie a su selección como futuro semental. En el caso de que se trate de reses cedidas o adquiridas para su lidia, siempre serán matadas a estoque en el ruedo.

7. El cumplimiento de los requisitos y condiciones sanitarias de las reses se certificará por el veterinario designado por la autoridad competente.

8. La escuela deberá llevar un libro de alumnos, debidamente diligenciado por el órgano administrativo competente en materia de espectáculos taurinos, en el que se reflejarán las altas, bajas y demás circunstancias de cada uno, exigiéndose, en todo caso, la autorización paterna para los alumnos menores de edad no emancipados.

9. La dirección de la escuela taurina exigirá a sus alumnos la presentación trimestral de certificación del centro escolar donde realicen sus estudios, que acredite su asistencia regular. Las faltas reiteradas o la no presentación del certificado serán causa de baja en la escuela taurina.

10. En orden al fomento de la labor promocional de los alumnos, se permitirá su participación en becerradas debidamente autorizadas, en las que se lidien erales de hasta 150 kilos a la canal.

11. Las escuelas taurinas deberán ser objeto de inspecciones periódicas.

INICIO

 

Novedades

 

Enlaces Destacados

 

Accesos Directos

 Protección Civil Extremadura

 

Proyecto transfronterizo de Redes

de Alerta Temprana de Protección Civil

Academia de seguridad pública de Extremadura.